Aceptan un año de cárcel por facilitar la entrada ilegal de compatriotas

10/01/2017 12:47 |0

Los principales acusados, con el fin de conseguir ilegalmente la entrada en España de compatriotas, contactaron con personas españolas a quienes conocían de su ámbito de trabajo y de residencia

Los dos marroquíes acusados de conseguir ilegalmente la entrada en España de compatriotas han aceptado hoy un año de prisión y una multa de 720 euros, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, donde hoy estaba señalado el juicio.

La fiscal ha tenido en cuenta la atenuante de la dilaciones indebidas en el proceso judicial, al haberse paralizado durante tres años y medio, para rebajar la pena de cárcel de seis a un año, aunque mantiene la responsabilidad civil de los acusados, un hombre y una mujer de origen marroquí.

Por su parte, los otros siete acusados (uno de ellos fallecido) han sido absueltos al considerar la Fiscalía que el delito menor de falsedad documental ha prescrito.

El Ministerio Fiscal sostenía que los dos acusados marroquíes eran responsables de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros realizado con ánimo de lucro.

Los principales acusados, con el fin de conseguir ilegalmente la entrada en España de compatriotas, contactaron con personas españolas a quienes conocían de su ámbito de trabajo y de residencia.

Les pidieron que les firmaran solicitudes de trabajo como empleados de hogar internos en sus domicilios, sabedores de que no existían personas españolas solicitante para este tipo de trabajo, y les ofrecieron hacerse cargo de todos los gastos que ello ocasionara.

Los ciudadanos españoles firmaron los contratos, les entregaron a los dos marroquíes documentación acreditativa de su situación económica que justificaba su capacidad para sustentar el puesto de trabajo para el trabajador que solicitaba.

Los siete acudieron, junto a los principales acusados, a la Delegación de Gobierno de Oviedo para tramitar toda la documentación necesaria para solicitar el permiso de trabajo y la autorización de estancia y residencia en España para los inmigrante marroquíes.

Una vez en España, los marroquíes que habían llegado por este procedimiento nunca trabajaron para los ciudadanos españoles, ya que éstos nunca tuvieron intención de darles trabajo.

Por otra parte, el abogado de los dos marroquíes ha puesto en duda que la Policía ponga en marcha la vía administrativa para el procedimiento de expulsión del varón, que no tiene la nacionalidad española que si posee la mujer.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCOMERCIO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x