Asturias, bajo el primer frente polar

GIJÓN 14/01/2017 02:59 |0

La nieve obliga al uso de cadenas en doce puertos y hubo olas que superaron los ocho metros | La temperatura mínima se registró en el puerto de Leitariegos, con 3,7 bajo cero, mientras el viento alcanzó en Peñas los 81 kilómetros por hora

El primer frente polar que llega este año a Asturias dejó ayer una docena de puertos de montaña con cadenas, unas cantidades de lluvia importantes, aunque no tanto como las vaticinadas anteayer por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), y olas que superaron los ocho metros de altura en el Cantábrico; si bien está previsto que durante esta mañana el temporal se recrudezca. Los puertos en los que a última hora de ayer era preciso el uso de cadenas eran los de El Palo, Pozo de las Mujeres Muertas y La Marta, en Allande; San Isidro, en Aller; Leitariegos y El Connio, en Cangas del Narcea; Tarna, en Caso; Cerredo, en Degaña; La Cobertoria, en Quirós; Somiedo y San Lorenzo, en Somiedo, y Ventana, en Teverga, según informó el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias. También precisaban cadenas las carreteras AS-264, entre Sotres y el límite con Cantabria, en Cabrales; la CO-4, entre Covadonga y los Lagos, en Cangas de Onís; la QU-5, carretera de Las Llanas, en Quirós, y la SD-1, entre la central de La Malva y Saliencia, en Somiedo. Además, fue cortada al tráfico la LN-8, entre Tuiza y el puerto de La Cubilla.

29 litros en Nueva de Llanes

Se esperaban fuertes chubascos durante toda la jornada en cualquier punto de Asturias. Las cantidades más importantes recogidas en 24 horas fueron 29 litros por metro cuadrado, en Nueva de Llanes; 27,6, en Pervís (Amieva); 24,9, en Poncebos (Cabrales); 23,5, en Villaviciosa; 21, en Pola de Siero; 23, en El Condado (Laviana), y 20,3, en Sama de Langreo.

Aunque ayer bajaron notablemente las temperaturas, no se puede decir que haya sido una jornada fría, debido precisamente a la presencia de las nubes. Las estaciones de la Aemet registraron las temperaturas más bajas en el puerto de Leitariegos, con 3,7 bajo cero; seguido por el puerto de Pajares, con -3,2, y Degaña, con -1,8.

También tuvieron muchos problemas aquellos que se adentraron en la mar, debido a las grandes olas y a fuertes rachas de viento. Eso motivó, incluso, que algunos graneleros que se encontraban fondeados en aguas exteriores del puerto de El Musel, a la espera de tener atraque para sus operaciones de desestiba, decidieran alejarse varias millas de la costa para capear el temporal. Y es que la boya oceanográfica que la Universidad de Oviedo tiene en la vertical de Cudillero llegó a registrar una ola de 8,17 metros de altura, mientras que otras dos boyas de Puertos del Estado ubicadas en el cabo Peñas y en el exterior del puerto de Avilés registraron olas de 6,45 y 6,09 metros, respectivamente.

Ni que decir tiene que la flota artesanal asturiana permaneció amarrada a puerto y solo se aventuraron a faenar algunos barcos de gran porte, en especial arrastreros. La racha de viento más fuerte detectada por los equipos de la Aemet en la región alcanzó los 81 kilómetros por hora y fue en la estación meteorológica del cabo Peñas. En Cabrales, el viento llegó a los 77 kilómetros por hora, mientras en el aeropuerto de Asturias la racha más fuerte fue de 65; en Llanes, de 57, y en el puerto de Pajares, de 53. De todas formas, en Cabrales hubo vientos sostenidos de 50 kilómetros por hora.

La situación empeora

Esta ola polar mostrará su cara más cruda durante esta mañana. A primeras horas, la cota de nieve descenderá hasta los 400 metros -aviso amarillo y posibilidad de acumulaciones de 15 centímetros de nieve-, subiendo posteriormente a los 600. Mañana se situará en torno a los 800 metros, según prevé la Aemet. Las lluvias se esperan intensas -posibilidad de tormentas- y el viento continuará soplando fuerte, mientras que las condiciones de la mar mejorarán, con olas que rondarán los cuatro metros y habrá aviso amarillo en todo el litoral.

El lunes se prevé que sea un día de transición para la llegada de un nuevo frente frío, en esta ocasión procedente del centro de Europa, que traerá aire seco y frío. Eso supondrá que toda la Península se verá azotada por temperaturas muy bajas y esta situación pronostican que dure hasta el viernes 20 de enero.

El primer temporal llega a Asturias con nieve y fuerte oleajehttp://m.elcomercio.es/fotos/asturias/201701/13/primer-temoral-nieve-invierno-211320157283-mm.html

De cumplirse las previsiones de la Aemet, será necesario proveerse de todo lo posible para mantener las calefacciones encendidas, ya que el miércoles de la próxima semana se podrían alcanzar los once grados bajo cero en Degaña y los nueve negativos en Somiedo. Ese día, otros valores menores de cero destacados serán, según ese pronóstico, de seis bajo cero en Caso y cinco, en Allande, Amieva y Ponga. Pero es que la situación será peor el viernes, con hasta doce bajo cero en Degaña, y once bajo cero en Somiedo. Hasta ocho grados negativos se prevé que lleguen en Allande, Amieva, Caso y Ponga, y seis bajo cero en Cangas del Narcea, Cabrales e Ibias. Pero es que incluso la capital del Principado estará congelada, con una mínima prevista por la Aemet de tres bajo cero.

Pero, ¿cuál es el motivo de este segundo frente frío? El caso es que el cambio de posición del anticiclón de las Azores y una baja presión que se ubicará sobre Italia generará un flujo de aire del nordeste de origen continental. Se puede decir, por tanto, que se tratará de una ola de frío escandinavo.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©ELCOMERCIO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x