Los Magos se pasean por el Oriente

LLANES 06/01/2017 10:35 |0

El Belén Viviente compartió protagonismo con las comitivas en Llanes, Villamayor, Cangas de Onís, Colombres, Siejo, Cabrales y Benia de Onís

Los Reyes recorrieron ayer el Oriente de Asturias e inundaron con su magia trece concejos, porque Peñamellera Alta celebra estas fiestas en Peñamellera Baja. Nada menos que 22 comitivas reales desfilaron por las calles de las principales localidades de la comarca y escucharon los deseos de los más pequeños. «¿Habéis sido buenos?», fue la frase más repetida por sus Majestades. Melchor, Gaspar y Baltasar despertaron el interés de miles de personas que abarrotaron las aceras para ver las carrozas, muy diferentes en las distintas poblaciones.

En Llanes, los legionarios del Ejército Romano dejaron paso a los gladiadores, en un carro tirado por dos caballos, y éstos a las gaitas y los tambores de El Llacín, disfrazados de hebreos y marcando el paso con ritmo asturiano. También estuvo representado en la comitiva el pueblo de Palestina y el egipcio. Les seguía el emisario real con los bolsillos llenos de cartas de los pequeños que jalonaban el nombre de su Rey Mago favorito. Melchor, Gaspar y Baltasar estrenaron carrozas para la ocasión, cada una con una temática distinta, y se encargaron de lanzar al público, ayudados por el séquito de pajes que les acompañaban, cientos de caramelos. La muchedumbre, cerca del Ayuntamiento, se apartaba incluso para evitar los golpes de los dulces. Cerraban el desfile dos bueyes de Balmori, que ataviados con un xugo y el pértigo, portaban un carro antiguo. Tras el desfile, los Reyes realizaron la adoración en el Ayuntamiento y recibieron, uno a uno, a los niños en la Basílica.

A Ribadesella, los Reyes llegaron en barco y desfilaron en las carrozas más modernas de la comarca, tuneadas con luces led a ritmo de villancico. Este año no contaron con la participación de la Banda de Gaitas y tampoco hubo ocas ni animales, por indisposición de su dueño. Muy cerca, en Arriondas, fueron cientos de niños los que abarrotaron las calles para seguir el desfile real. Al igual que en Cangas de Onís, donde además, hubo un Belén Viviente que adoraron los Reyes. Y es que este año, los nacimientos vivientes se han puesto de moda y se han podido ver en Llanes, Villamayor (Piloña), Cangas de Onís, Colombres (Ribadedeva), Siejo (Amieva), Arenas de Cabrales y Benia de Onís.

En Cabrales, los magos de Oriente hicieron acto de presencia en Arenas y los asistentes pudieron degustar un chocolate caliente, al igual que en Benia de Onís. En Ponga, hubo tres cabalgatas a la misma hora y los Reyes recorrieron Beleño, Sobrefoz y Sellañu. En Amieva, los niños estuvieron encantados de poder pedir sus regalos personalmente a sus Majestades en el Ateneo de Sames. En Infiesto, la cabalgata resultó un evento multitudinario. El numeroso público aguantó estoicamente las bajas temperaturas. Tras el recorrido de las diferentes carrozas, en compañía de bandas musicales y de tambores y cornetas, y la guardia Real de Oriente, fueron recibidos en el Consistorio por el alcalde, Iván Allende. Desde el balcón municipal, el mismo Gaspar ofreció unas palabras a la muchedumbre, al igual que en Colunga y Caravia. En Colombres, los Reyes recorrieron en tres carrozas la villa indiana.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCOMERCIO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x