El escritor británico Irvine Welsh, socio de honor del Ceares.

Un hincha de novela para el Ceares

GIJÓN. 11/01/2017 07:28 |0

El autor de 'Trainspotting', Irvine Welsh, es uno de los socios del equipo gijonés

En su cuenta de Twitter, regada con contenido burlesco hacia Donald Trump, mensajes de apoyo a los sintecho e información sobre su equipo, el idolatrado Hibernian, Irvine Welsh dejó patente su simpatía por el Ceares. La inclinación hacia lo británico de la directiva cearista, que ha ligado fútbol y cultura desde su entrada al club, tiene su mayor exponente en el autor de 'Trainspotting', socio de honor de la entidad de La Cruz desde que otro simpatizante como el escritor Kiko Amat ejerciese de enlace entre el escocés y el club asturiano.

«El prólogo del libro de relatos lo escribió Kiko, que es de su misma editorial, y hubo un par de guiños en las redes sociales a través de los que le propusimos hacerse socio», explica Xosé Fernández, secretario de un club en las antípodas de toda la pompa que envuelve a los terrenos de juego en la actualidad, como ilustra el mural con el lema «contra el fútbol moderno» escrito en inglés en uno de los laterales de su feudo. El concurso literario puesto en marcha desde el seno de la entidad fue el elemento de que despertó la admiración de Welsh, que colaboró en una publicación cuyos beneficios iban destinados a financiar la propia iniciativa.

«Club maravilloso, grandes personas, historias excelentes; un libro mágico. Así es como deberían ser todas las vivencias del fútbol», afirmó el escritor escocés plasmando una admiración al club gijonés bidireccional. Las muestras de respeto hacia la esencia del equipo por parte de una figura literaria que ha pregonado su animadversión hacia Margaret Thatcher, en la diana dentro de sus obras al culpabilizarla de muchas de las desgracias sufridas por las familias menos pudientes de la década de los ochenta en Gran Bretaña, casan a la perfección con un equipo que en más de una ocasión ha aprovechado sus partidos para ejercer de altavoz reivindicativo a trabajadores en lucha por sus derechos laborales.

«Así es como deberían ser todas las vivencias del fútbol», afirma sobre el equipo de La Cruz

Significado políticamente de izquierdas, el club 'teyero', que adopta la mayoría de sus medidas internas de manera asamblearia, realizó el pasado sábado la enésima demostración de su empatía con los problemas sociales al pedir a través de sus jugadores la implantación inmediata del Orkambi, un medicamento que frena las consecuencias de la fibrosis quística. Su sentimiento anglófilo, además de plasmarse en los lemas que acompañan al club, se ve reflejado en tradiciones tan arraigadas en las competiciones del fútbol británico como la celebración del 'Boxing Day', que también organiza La Cruz.

Sin la afluencia de público del Easter Road, el feudo del Hibernian de su Leith Natal, el ambiente que envuelve a La Cruz no sería extraño para Irvine Welsh, adscrito a una masa social que cuenta con otras figuras ilustre de la cultura como el músico Nacho Vegas y el escritor Vicente García Oliva. Todos cautivados por un club que mantiene la esencia primigenia de su deporte y antepone el sentimiento a la cartera.

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCOMERCIO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x