El Gobierno y las autonomías allanan el camino para reformar la financiación

MADRID. 12/01/2017 07:52 |0

La comunidades pedirán en la Conferencia de Presidentes que se tenga en cuenta el gasto que destinan a las personas dependientes

«Nunca había habido un ambiente tan positivo entre el Gobierno y las comunidades autónomas». La frase corresponde al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Roberto Bermúdez de Castro, pero la corroboran varios consejeros autonómicos presentes ayer en la reunión preparatoria de la Conferencia de Presidentes que se celebrará el próximo martes en el Senado, también los socialistas. El encuentro sirvió para allanar el camino a una serie de acuerdos políticos que, pese a su escasa concreción, pueden acabar dando frutos. El principal: el inicio de los trabajos de reforma del sistema de financiación.

Nadie se llama a engaño. Ni las comunidades autónomas ni el Gobierno se atreven a poner fecha siquiera orientativa a la aprobación de un nuevo modelo que 'mejore' el aprobado en 2009 bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, pero de momento se ha acordado que en el plazo de un mes se constituirá un comité de expertos, designados a propuesta de todas las partes, que tendrá el encargo de elevar una propuesta para su discusión en el Consejo de Política Fiscal y Financiera sin mucha dilación (algunas fuentes apuntan, como tope, al primer trimestre del año).

Las autonomías - sobre todo las siete socialistas- pidieron ayer en la reunión dirigida por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría que el texto que se aprobará el martes incluya, en este apartado, una mención específica al gasto en dependencia. Se quejan de que la ley establece una financiación al 50% entre comunidades y Estado que ahora no se cumple. Andalucía sostiene que paga en torno al 80%; Madrid, el 85%.

El Gobierno aseguró que no ve problema en incluir la solicitada alusión. Ahora bien, el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Fernández Moya, subrayó que también habría que poner en valor el gasto que asume el Estado en otras materias que, sobre el papel, están transferidas a las autonomías como vivienda, sanidad, educación.

Con todo, ese fue uno de los escasos puntos que los asistentes al encuentro citan como ligeramente conflictivos dentro de un clima «constructivo y amable». Los socialistas ironizan con que la pérdida de la mayoría absoluta ha sentado muy bien al PP. Probablemente ninguna Conferencia de Presidentes se ha preparado tanto como esta. Faltarán el lendakari Iñigo Urkullu y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero los dos grandes partidos confían en que una vez se vean los resultados, opten por no faltar a la próxima.

Reunión anual

La intención, y esa es otra de las cuestiones sobre las que hay acuerdo, es que este órgano de cooperación interterritorial al máximo nivel se reúna a partir de ahora de manera anual (la última cita fue en 2012) y que una comisión haga seguimiento del cumplimiento de los acuerdos cada seis meses.

Entre las cuestiones que se abordarán la próxima semana está también la participación de las autonomías en los asuntos de la Unión Europea. Fue uno de los asuntos que pactaron abordar Saénz de Santamaría y el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, como representante del PSOE, en un reciente encuentro.

Además, ya hay acuerdo para impulsar una «tarjeta social» que permitirá conocer las ayudas a las que se tiene derecho los parados y evitar «abusos» o duplicidades. Se hablará sobre el desarrollo de la ley de unidad de mercado; del bono social para el suministro eléctrico y de la cooperación en protección civil. Y habrá una somera referencia al buscado pacto de Estado por la Educación.

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©ELCOMERCIO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x